lunes, 5 de septiembre de 2011

Analfábetismo Emocional

En 1990 Estados Unidos fue testigo del índice mas alto de arrestos juveniles por crímenes violentos que haya existido, los arrestos por violación se duplicaron, los asesinatos cometidos por adolescentes se triplico. El índice de suicidios de adolescentes se triplicó; cada vez más cantidad de jovencitas, y de edades cada vez mas bajas, quedan embarazadas. (Como nos explicamos esto si existe una gran cantidad de métodos anticonceptivos y de información hacia ellas).
El índice de enfermedades de Transmisión sexual entre adolescentes se ha triplicado a lo largo de los últimos 30 años.
La causa mas común de incapacidad entre adolescentes es la enfermedad mental; el índice de divorcios y la frecuencia de trastornos en la alimentación en niñas adolescentes ha experimentado un aumento vertiginoso.
Esta es nuestra sociedad moderna y no solo pasa esto en Estados Unidos si no es un problema universal.
ESTE HA SIDO EL COSTO DE NUESTRA SOCIEDAD MODERNA
·         Aislamiento o por problemas sociales.
·         Ansiedad y Depresión
·         Problemas de la atención o del pensamiento
·         Delincuencia y agresividad

Todos estos problemas tomados en conjunto son un barómetro y ha sido el costo universal que la vida moderna tiene para los niños. Sin distinción ricos.



Pero realmente ¿Qué entendemos por Analfabetismo emocional?
Es   la   falta de control  y  desconocimiento  de   los diversos problemas que están relacionados con   el hecho de no saber controlar nuestras emociones.
Según el psicólogo Gerald Paterson, que ha seguido de cerca  la carrera de cientos de niños hasta la edad adulta, “los actos antisociales que comete un niño de 5 años pueden ser el prototipo de los actos de un delincuente adolescente.
La estructura mental que  acompaña a los niños agresivos a lo largo de toda su vida, permite afirmar que casi con seguridad terminaran metiéndose en problemas. Según estudios realizados en adolescentes delincuentes estos poseen en común la misma estructura mental.
Varios programas experimentales han tenido un moderado éxito en ayudar a estos niños agresivos en el aprendizaje del dominio de su tendencia antisocial antes de que este pueda conducirlos a problemas más serios.
Uno de ellos realizado en la universidad de Duke: Se trabajó con niños de primaria causantes de problemas y dominados por la ira. Dicho trabajo se desarrollo en sesiones de cuarenta minutos cada una, realizadas dos veces por semana en un lapso que se prolongo entre seis y doce semanas. (John Lochman, psicólogo de la universidad de Duke).
 Se les enseño por ejemplo a advertir que algunas de las señales sociales que habían interpretado como hostiles, eran en realidad neutrales o amistosas.  Aprendieron a ponerse en el lugar de los otros niños, a percibir como eran vistos por los demás,  a imaginar que pensaron o sintieron los otros niños en las circunstancias que provocaron su enojo. Adquirieron también un entrenamiento en el control del enojo mediante la  dramatización de escenas tales como ser objeto de bromas, que podrían conducirlos a perder los estribos.
Una de las habilidades clave para el control del enojo fue controlar sus sentimientos, con lo que tomaron conciencia de sus sensaciones físicas, como el enrojecimiento de ira o la tensión muscular a medica que iban enfadándose, e interpretar esos signos como una señal de que debían detenerse y considerar que hacer a continuación en lugar de estallar impulsivamente.
Al cabo de 3 años de sesiones de trabajo Lochman comparo a estos niños con otros que eran igualmente agresivos y que no habían recibido el beneficio de la sesiones de control  del enojo y descubrió que, en la adolescencia,  os que habían completado el programa molestaban mucho menos en clase, tenían sentimientos mas positivos sobre ellos mismos, y eran menos propensos al consumo de alcohol o de drogas. Y cuanto más tiempo habían permanecido dentro del programa, menos agresivos eran al llegar a la adolescencia.
Esto es con respecto a los varones, porque las niñas agresivas no se vuelven delincuentes, se vuelven madres a temprana edad.
INDICES CRECIENTES DE LA DEPRESION
Hoy en día vivimos en un mundo acelerado, donde las relaciones interpersonales han perdido su función primordial, tendiéndonos así a concentrarnos más en el individuo que en crear nuevas redes de contacto, por llamarlo de alguna manera. El siglo XX. Conocido por ser la era de la ansiedad ha dado paso a una nueva era, la de la melancolía, donde el hombre pierde su forma de demostrar sus emociones, cayendo en una espiral de analfabetismo emocional desde temprana edad llegando incluso a buscar soluciones en manos de la psicología y psiquiatría.
Esto se debe a que se tienen maneras pesimistas de interpretar los fracasos, pero poder vislumbrar a tiempo esta actitud abre la posibilidad de la depresión antes de que esta haga su aparición. Los más propensos a la depresión los hijos de padres divorciados, a los que se les murió un familiar cercano  y específicamente porque los padres no han podido enseñarles a manejar esas emociones, o más bien debido a que los padres están muy poco tiempo con ellos y en general pasan más tiempo con personas no apropiadas ni aptas para ayudarlos en el control de sus emociones.
Pero existen buenas noticias existen signos de que, enseñándoles a los niños maneras de evaluar sus dificultades, disminuye el riesgo de depresión.
Martin Seligman realizo un estudio a niños de tercero de primaria y los siguió durante 5 años, lo que los niños aprenden en estas clases es que estados de ánimo tales como la ansiedad, la tristeza y la rabia no se apoderan de uno sin que los pueda controlar, sino que es posble modificar lo que se siente mediante lo que se piensa. Otros autores aplauden este estudio que funciono y dicen que El aprendizaje de habilidades emocionales en la cúspide de la adolescencia puede resultar especialmente útil.
Si desea hacerse algo con respecto a enfermedades psiquiátricas como la depresión, debe hacerse antes de que los niños se enfermen.


TRANSTORNOS EN LA ALIMENTACION.
Hilda Brucho, pionera en hablar de lo que actualmente se conoce como anorexia y bulimia y Gloria Leon comentan que algunas personas obesas son incapaces de distinguir la diferencia entre estar asustadas, enojadas o hambrientas, y entonces agrupan todos estos sentimientos en un único significado que es el de hambre lo que las lleva a ingerir demasiada comida toda vez que se sienten perturbadas. Es decir tienen escasa conciencia de sus sentimientos y de las señales que envían sus cuerpos.
La mayoría de los niños aprenden a distinguir entre todas sus sensaciones y a indicar si sienten aburridos, enojados, deprimidos o hambrientos esto es un aspecto básico del aprendizaje emocional. Y en lugar de eso, tratan de sentirse mejor comiendo.
Estos y estas jóvenes necesitan aprender a identificar sus sentimientos y aprender a calmarse o a manejar mejor sus relaciones, por otros medios que no sean la utilización de sus malos hábitos alimentarios.
LOS MARGINADOS Y LA DESERCIÓN ESCOLAR
Los niños socialmente rechazados no hacen una buena lectura de las señales sociales y emocionales. Y aun cuando lo hacen, tienen un repertorio limitado de respuestas a las mismas.
Una de ellas es la propensión a tener ataques de furia y a percibir hostilidad donde no la hay. La segunda es ser tímidos, ansiosos y socialmente retraídos; su incompetencia social se convierte en una profecía autocumplida.
Es en el calor de las amistades íntimas y en el tumulto del juego que el niño perfecciona las habilidades sociales y emocionales que aplicara en sus relaciones futuras.
Los individuos que tienen pocos amigos y son solitarios crónicos corren un riesgo mucho mayor de contraer enfermedades o de muerte prematura.( psicoanalista Harry stack Sullivan,). Los niños socialmente rechazados tienen la mitad de posibilidades esenciales de crecimiento emocional. Y se cae en problemas de  aprendizaje o deserción escolar.

“ENTRENAMIENTO PARA LA AMISTAD” es un programa para niños socialmente rechazados. Por Steven Asher psicólogo. Consiste en una serie de sesiones en donde se graba las actitudes  típicas del comportamiento de  los niños populares y seguros  y se les enseñaba a ser amistosos divertidos y agradables, mostrándoles sus propios gestos etc.  Y el resultado fue bueno, tampoco se convirtieron en niños estrellas, pero  tampoco eran niños rechazados.

A todos estos problemas actuales de Analfabetismo emocional y consecuencias, la sociedad se ha auto medicado con Alcohol y drogas para sentirse mejor. Como se dice: “beber hasta perderse”.
Las estadísticas de jóvenes alcohólicos ha incrementado de manera increíble sobre todo en jóvenes universitarios y en especial los varones, el 90% de las mujeres han sido violadas en ambientes de alcohol.
Una teoría en Boga afirma que el alcohol y las drogas son una especie de medicina que resuelve los problemas, una manera de calmar sus sentimientos de ansiedad, enfado o depresión.
Los que se muestran más vulnerables a la adicción parecen encontrar en las drogas o en el alcohol una forma instantánea de calmar las emociones que los han perturbado durante años. Diciendo frases como “CUANDO PROBE MI PRIMERA DROGA ME SENTI NORMAL POR PRIMERA VEZ”. “ EL ALCOHOL ES UN RELAJANTE QUE PARECE NO ENCONTRARSE POR OTROS CAMINOS”.
Sin embargo el alcohol a menudo empeoran la depresión, después de una breve euforia. Aunque la predisposición al abuso de sustancias tóxicas puede en muchos casos, deberse a causas neurológicas los sentimientos que llevan a la gente a automedicarse con esto pueden ser manejados como lo han demostrado algunos grupos doble AA y otros programas de recuperación.
Estas habilidades emocionales básicas son enseñadas terapéuticamente en los programas de tratamiento del consumo de drogas o de alcohol. Sería mucho mejor, por su puesto  si se aprendieran  más temprano en la vida, antes de que  el hábito se estableciera.
BASTA DE GUERRAS: un camino final preventivo.
El problema con toda la información actual de estos temas es que llega demasiado tarde, es decir llega ya que está el problema.
En lugar de más de estas guerras, lo que necesitamos es seguir la lógica de la prevención, ofreciendo a nuestros niños las destrezas para enfrentar la vida, que aumentarán sus posibilidades de evitar todos y cada uno de estos destinos posibles.
A estos programas e información se le debe agregar los ingredientes activos que son una habilidad para el manejo de las emociones, el autoconocimiento, la identificación y el manejo de los sentimientos.
Una habilidad clave para el control de los impulsos es conocer la diferencia entre sentimientos y acciones y el aprendizaje como tomar mejores decisiones emocionales mediante el control del impulso a actuar, identificando luego acciones alternativas, y las consecuencias posteriores a la acción.
Se deben poner atención en los remedios emocionales, sin excluir otras propuestas, sino a la par de ellas. La pregunta que surge, entonces, es: ¿Cómo debe ser la educación en las emociones? Y ¿Qué debemos hacer los docentes?.

 ATENTAMENTE

EQUIPO 3

ANALFÁBETISMO EMOCIONAL







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada